4

e

Para resolver el enigma planteado tan sólo había que mover

Un día, le pedí a mi padre 2 euros para comprarme un cómic. Mi padre sacó diez monedas de euro del bolsillo y las colocó en cruz, así:


Para resolver el enigma planteado en Sobre monedas I tan sólo tenía que disponer las monedas del siguiente modo: